viernes, enero 06, 2006

 

Virus

Hoy no esperéis que esté simpática ni que os traiga una noticia esperpéntica. Es viernes y supongo que cuando salgais por ahí de copas y veais a las niñas embutidas en ropajes de dos tallas menos a las que deberían usar tendréis la ración de asco-surreal que recomiendan las autoridades sanitarias para un crecimiento sano.

No he salido de casa. Me ha entrado un virus cerebral y la responsabilidad se ha apoderado de mí, así que me he dedicado a estudiar para la oposición, con lo cual, de lo único que os puedo hablar es de a cuántos sindicalistas os tocan según la de peña que curre en vuestro centro de trabajo. Y como supongo que eso os la pela, me abstengo de someteros a tamaña tortura mental.

Estoy haciendo un break, que diría el esnob, mientras me tomo una manzanilla y retomo fuerzas para seguir con mis obligaciones. Además, mañana, como cada fin de semana, toca currar, grabadora en mano, presta y dispuesta a contener la arcada mientras los políticos expelen sandeces por sus bocas llenas de votos y palabras bonitas, para que después las escriba yo, las cojan los periódicos que se autodenominan independientes y podais leer la programación el domingo mientras os tomais un café -no hablo del placentero pitillo porque igual me multan y soy pobre, pero no insolvente-.

Por tanto, esta noche, mientras todos vosotros os acicalais en la procura de un apareamiento casual, yo me quedaré calentita en casa y veré dos capítulos más de Los Simpsons antes de dormir y soñar con angelitos sexuados. Tomaos un par de cervezas por mí -cubatas no, que siempre dan garrafón-, que mañana lo haré yo por vosotros.

Emmmm, demasiadas horas sentada. Alguien tiene Hemoal?

Regurgitaciones:
Creo q me pierdo entre tanta pastilla contra lo surrealista, el asco impregnante en todas las sandeces y toda la insolvencia tres tallas más grande de lo que cualquier sindicalista permetiría en una crítica tan aguda como... am... Oh, estoy espesa, creo q necesito de mi demonio asexuado, pájaro en mano y pluma volando. Esperéntico sería esperarla (o no tanto... la pájara, claro)
 
Tanta cultura me abruma, oye.
 
Ah. Disculpa(e) que ocupe otro pequeño trozo más de tu (su) *oh, marvelous!* blog. Noto cierto resentimiento hacia las *oh, damas de compañía* (putas, prostitutas):

1. No tengo nada de hambre y menos aún me apetece comer marisco, porque luego las manos apestan como si hubieras estado hurgando en vaginas de prostitutas poco dadas a la higiene [...]
...y eso que hablamos (habla usted)de prostitutas, porque si nombramos el onanismo (véase: Onán, personaje bíblico.) que nos (que la) rodea (señorita)...podríamos referir, pues, no la simpleza del marisco, sino algo menos banal como...caviar con 9 semanas y media de retraso, *oh, qué fílmico*.

2. [...]en vez de descreidos nos volvamos hijosdelagrandísimaputa y, por tanto, nos comiencen a ir bien las cosas.

...Padre perdido y yo licenciada en periodismo, oye. Que a ver si escribirá una carta *libre para el lector* buscándome y mamá reutilizando vaselina.

3. Eso sí, no consentí que me pintasen los labios puesto que por el momento no me apetece que me confundan con una prostituta.

...Vaya por Dios, yo que salgo a la calle sin las gafas *oh, de pâte* para que no me confundan con becaria del abc[dario] *qué culture*.

Oh, no puedo continuar, termina mi horario laboral (recojo las plumas y tiro de liguero).
 
Pido Hemoal también por lo de mi esfínter juas juas juas (puaj!)
 
Tomate una tila, joder, que estás de los nervios...
 
Hermosa, demasiados días sin postear,¿¿ eso es bueno no??
 
Pues entonces no es bueno: una sonrisa para míiiii y para la posteridad. Te vienes de rebajas?? juas juas y aprendemos algo de arameo!
 
Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. » »
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?